Bravely Default: Flying Fairy. Un RPG por turnos, de esos que me gustan a mí

¡Hola guisantillos! ¿Cómo va todo?

Hoy, ¡POR FIN!, voy a hablaros del juego RPG por turnos para Nintendo 3DS desarrollado por Square-enix y Silicon Studio: Bravely Default - Flying Fairy -.

No es ningún secreto que soy una aficionada a los rpg, especialmente si el sistema de combate es el clásico por turnos, estilo Dragon Quest o los Final Fantasy (de PS2 pa' atrás). El caso es que cuando me hablaron de este juego sentí la urgencia de probarlo (especialmente tras la larga sequía que ha sufrido este género). 
A pesar de que tiene su tiempo (salió a la venta en 2013), yo conseguí mi Nintendo 2DS y el juego tiempo después. Aún así no tuve oportunidad de terminarlo hasta septiembre por diversos motivos que no vienen al caso. 


Nuestra historia comienza cuando el Gran Abismo se cierne sobre el mundo de Luxendarc, consumiendo y contaminando el poder de los cuatro cristales elementales que guardan la luz del planeta y su equilibrio. La naturaleza se ve alterada, volviendo la tierra estéril y los mares turbios, los volcanes inactivos entran en erupción y los vientos cesan. 
Angès Oblige, vestal del viento, salva su vida gracias al sacrificio de sus compañeras, que la protegen con sus vidas del peligro que acecha al cristal de viento. Angès, guiada por una hada de los cristales llamada Airy, emprende un viaje para despertar a los cristales y devolver la luz y el equilibrio a Luxendarc.
En medio de este caos el pueblo de Norende se ve totalmente engullido por el Gran Abismo, dejando como único superviviente a Tiz Arrior, un muchacho que se cruzará en el camino de la vestal. 

Podemos ver claramente en esta sinopsis la influencia de la saga Final Fantasy en el juego, el tema cristales es algo muy presente en los clásicos de la saga y que ahora la compañía está tratando de resucitar; por lo que el argumento base en sí no es muy original. Ésto afortunadamente se compensa con los personajes, tanto los protagonistas como los secundarios y villanos tienen un estilo, diseño y características muy propias, aportándoles una gran personalidad, la cual conoceremos a través de diálogos entre ellos. Algunos son un poco clichés, sí, pero ¿dónde no encuentras uno?
  • Angès es una mujer de apariencia frágil y voz suave, como de mártir. Lleva sobre sus hombros un gran peso: debe salvar el mundo y nada la hará detenerse, a pesar de las dudas y el sufrimiento que el camino le lleve a experimentar. Su actriz de doblaje en la versión en inglés hace un trabajo espectacular con ella (todos lo hacen, pero oírla gritar a ella es fantástico).
  • Tiz es un muchacho lleno de dudas que lo ha perdido todo. Busca respuestas en su viaje y el apoyo para poder reconstruir su aldea. 
  • Edea es una joven guerrera de corazón noble y convicciones firmes. A pesar de que toda su vida ha sido criada para cumplir un propósito y ser el orgullo de su padre, está dispuesta a sacrificarlo todo por luchar en lo que cree. 
  • Ringabel es un chico sin recuerdos, y que tiene como única guía un misterioso diario que parece adelantarse a los acontecimientos. 
A lo largo de la aventura nos iremos topando con otros personajes; algunos enemigos y otros aliados. Los primeros nos pondrán obstáculos a lo largo de nuestro viaje, impidiéndonos llegar a nuestro destino y, tras ser derrotados obtendremos su oficio, el cual debemos entrenar para conseguir todas sus ventajas y habilidades (hay un total de 24) que, a demás, pueden combinarse entre ellas. Ésto sumado al sistema de combate por turnos, que cuenta con la peculiaridad de tener las habilidades Bravely, la cual te permite gastar hasta cuatro turnos seguidos en uno solo (luego estás parado tantos turnos como hayas usado), y la habilidad Default, que no sólo te proporciona defensa ante los ataque enemigos sino que te permite acumular turnos, logran crear combates fluidos con infinidad de estrategias y formaciones. A mayores también se nos ofrece la opción Second, que nos permite paralizar el tiempo a nuestro favor durante un breve periodo... si tienes paciencia o te apetece realizar micropagos. 


El apartado visual del Bravely Default es una jodida maravilla. Los escenarios son preciosos, como dibujados y pintados a mano con un ligero efecto 3D. Los personajes, sencillos pero adorables, lucen genial en ellos, dando un aspecto muy inocente y fantástico, como de cuento
La banda sonora no se queda atrás en cuanto a belleza, pero es que además tiene temas muy variados. Fue compuesta por Sound Horizon. Algunas de mis piezas favoritas son: Eternity's moment, Silence of the forest, Beneath the hollow moon, That person's name is, World of scattering flowers, Melody of nostalgic reminiscenceThe day the wind blew.

Otra cosa fantástica que tiene este juego son las misiones secundarias y los objetos adicionales. Digo secundarias pero en realidad es importante hacerlo, ya que te permitirán acceder a armas, armaduras y quizás oficios que te ayudarán enormemente a lo largo de la aventura. Como es el caso de la reconstrucción de Norende, al cual llegará a desbloquearnos trajes para los personajes. Sí TRAJES , aunque no todos se desbloquean de este modo. La reconstrucción del pueblo se acelerará si encontramos mediante Steetpass a más jugadores de Bravely Default, pues se sumarán para ayudarnos tanto en las obras como en combate, ya que puedes invocarlos durante las batallas una vez. Aunque no todo son ventajas, ya que estos nuevos vecinos y aliados pueden traer con ellos terribles enemigos llamados Némesis, los cuales habitarán en Norende hasta que seas capaz de derrotarlos. Afortunadamente éstos enemigos no entorpecerán la reconstrucción

Como puntos negativos me gustaría decir que, a parte de que al principio la trama no es muy original (hasta que empiezan a pasar cosas y empiezas a romperte la cabeza), a partir de cierto punto el juego puede llegar a hacerse pesado y repetitivo. Ésto sumado a que la narrativa no se esfuerza mucho por llevarte de la mano a lo largo del viaje: simplemente llegas a un sitio, no puedes avanzar, matas a los malos, haces o que has venido a hacer y te vas a otro sitio a hacer exactamente lo mismo. A lo mejor es solo cosa mía pero es algo que me gusta que los juegos se esfuercen un poco por disimular. No sé si me estoy explicando bien al respecto, pero bueno, espero que al menos alguien me haya entendido.  
También quiero mencionar que tras casi cien horas de juego siento que la habilidad de evasión es totalmente inútil.

Destacar, por último, algo que a mí personalmente me gusta mucho aunque pueda parecer una chorrada, y es que el juego te da la opción de cambiar la formación del equipo, de modo que el personaje que encabece el grupo será el que controles (nada nuevo, pero es algo que me gusta que está ahí). 
                                   

El juego cuenta con el doblaje original en japonés y la versión en inglés. Los textos y el manual, así como la interfaz del juego, están totalmente traducidos al castellano
Tanto Bravely Default como el segundo juego de la saga, Bravely Second, cuentan con una edición  física, una digital y una especial con un contenido muy interesante (como artbooks) que no he tenido la suerte de catar. 

Creo que no me queda nada más que añadir. En general es un juego recomendadísimo para cualquier amante del rpg por turnos (o alguien que quiera empezar, ya que tiene opción de dificultad y podéis jugarlo en fácil. Aún así es durillo, pero una buena opción si lo que te interesa es la historia y no los retos).

Hasta aquí la entrada de hoy.
Muchas gracias por pasaros, leer y comentar. ¡Un saludo y hasta la próxima!