El recuerdo de Marnie (Spoiler free)

   ¡Hola guisantillos! ¿Qué tal todo? 
   Hoy toca otra película, y es que llevo unos días de darme atracones. Ésta en especial tenía muchas ganas de verla, así que voy a comentarla para intentar darle algo de vidilla al blog estos días, hasta que tenga que volver a clase y abandonarlo de nuevo. 

   La película de hoy es "When Marnie Was There" ("Omoide no Marnie", en japones, que significa "El recuerdo de Marnie"), basada en la novela de Joan G. Robinson del mismo título. 


   Anna es una chica de 12 años insegura y tímida con problemas para relacionarse que, a demás, se odia a si misma. En su vecindario y escuela no tienen ni un amigo y parece que tampoco muestra interés por intentar hacerlos. A parte de eso tiene asma y el estrés y la ansiedad hace que sufra ataques continuos. Su madre está preocupada por ella y, por recomendación del médico, decide enviar a su hija con sus tíos, que viven en una zona rural de japón, con la esperanza de que el aire puro le ayude a mejorar. 
   Una vez en el pueblo, Anna sale a dibujar y en seguida las gentes del pueblo se dan cuenta de que es nueva allí. Un día, Anna coge un camino diferente y descubre una bonita casa de estilo europeo al otro lado de la costa. Por algún motivo le resulta familiar. 
   A partir de ese momento entra en su vida Marnie, una chica alegre y misteriosa que parece llevar una vida perfecta, con la que entablará una bonita amistad y aprenderá a ver el mundo de otro modo, descubriendo cosas de su propio pasado y dándole una oportunidad a la felicidad. 

   Esta película de Estudio Ghibli mezcla la realidad con la fantasía, como es normal el los títulos de la compañía. Lo que la hace especial es su atmósfera y sus detalles, el modo que tiene de absorberte en la historia y la evolución de Anna a lo largo de la misma. Me parece una historia muy bien llevada que nos deja con un sabor algo agridulce al terminar (o al menos me pasó a mí), pues sabe jugar con lo cotidiano y tiene esa narración pausada que tanto me gusta.
   La animación es una maravilla, y es la primera película sin Hayao Miyazaki, lo que nos demuestra que el estudio es perfectamente capaz de contar buenas historias aunque él no esté. Los escenarios son una preciosidad, yo no podía dejar de verlos: Los diseños, los colores, la "luz"... *suspiro*.

"En este mundo hay un círculo mágico invisible. El círculo tiene interior y exterior. Estas personas están en el interior. Y yo estoy fuera."

   Es una verdadera lástima que esta joya no haya llegado a España (aunque creo que si a América Latina), porque se ha convertido en una de mis favoritas de estudio. Espero que alguien adquiera pronto los derechos para traerla a España porque me parece insultante que nadie se haya dignado a traerla; Más sabiendo que casi todas las películas del estudio están dobladas al español y algunas se estrenaron en cines. 

   No voy a contar más porque creo que es una experiencia que se disfruta más cuanto menos sepas. Yo sólo me vi el trailer en japones (a pelo, sin subtítulos ni nada), en seguida se me hizo la boca agua y la hora cuarenta y tres minutos que dura la película se me pasaron volando de lo metida que estaba en ella. 


   Bueno, esto es todo por hoy. Espero que la entrada os haya parecido interesante y os animéis a ver la película si no la habéis visto todavía.
   Muchas gracias por pasaros, leer y comentar.
   ¡Un saludo y hasta la próxima!